Posteado por: ugtjuventud | 13 febrero 2009

COMUNICADO DE PRENSA UGT-MADRID


UGT CONSIDERA IMPRESCINDIBLE QUE LOS EMPRESARIOS NO INTENTEN DETERIORAR EL PODER ADQUISITIVO DE LOS SALARIOS

En el mes de Enero la variación mensual del IPC en la Comunidad de Madrid experimenta una bajada de – 0,9 %, tres décima menos que la variación mensual que ha arrojado el IPC en el conjunto del país que en el mes de Enero, que experimento una variación mensual a la baja del -1,2%.

Madrid, con un 1 % de IPC en términos interanuales, esta entre las Comunidades con el País Vasco y Cataluña, donde el IPC está por encima de la media, ya que la cifra para en el conjunto del país fue del 0,/8 %, en el mes de Enero.

Las cifras en términos comparativos son:

%Variación
Mes Acumulado Interanual
ESPAÑA -1,2 -1,2 0,8
MADRID -0,9 – 0,9 1,0

Los datos de inflación del mes de Enero han supuesto una caída de seis décimas respecto al 1,4% de Diciembre, y así con el 0,8 % en tasa interanual, la inflación se sitúa en su nivel más bajo en 40 años, es la menor desde junio de 1969. Continúa, el descenso iniciado hace seis meses, y la bajada del 1,2% en el mes de enero de 2009, es el mayor descenso registrado en un mes de enero en toda la serie histórica del IPC.

El descenso, sigue obedeciendo al abaratamiento de los carburantes, y la mayor incidencia de las rebajas en enero, junto con la bajada de algunos alimentos. La tasa de inflación española es inferior a la media de la eurozona (1,1 %).

Desde UGT Madrid establecemos las siguientes valoraciones:

– En Madrid se registra una bajada de la inflación tanto en variación mensual como interanual, si bien son cifras superiores a las de la media nacional, es decir no bajan tanto. Pero si es muy notable en ésta comunidad la bajada en el grupo de “vestido y calzado”, al impulso de las “rebajas” que desciende en términos mensuales el -12,5 %, dejando la tasa en términos negativos, por primera vez en muchos años. El grupo de “Transporte” en esta comunidad presenta en términos interanuales, también una tasa negativa del -5,6%, lo que vuelve a recordar lo injusto e incoherente de la subida del transporte público establecido por el Gobierno Autonómico. Se hace necesaria, la reivindicación de una revisión a la baja de las tarifas del transporte público, en adecuación a los mismos argumentos que se establecen para la subida, el precio de los carburantes ha experimentado un descenso notable, y el ciudadano debe percibir, más en momentos como los actuales de crisis, la bajad del precio del transporte, en una región como la madrileña, donde éste tiene un peso relevante en las economías familiares.

– La contención de la inflación debería significar un alivio que colocara a los ciudadanos en mejores condiciones respecto a su poder adquisitivo, y pudiera suponer una cierta reactivación de un consumo razonable. Pero las cifras de inflación reflejan sin duda también, la retracción que en el consumo y la actividad están generando, las expectativas de crisis, la incertidumbre respecto al empleo, y el endeudamiento familiar. Es exigible por ello, que se arbitren desde todos los ámbitos: estatal, autonómico o local, cuantas políticas contribuyan a la generación de confianza y mantenimiento del empleo en unas circunstancias de dificultad como los actuales. El empleo es la única fuente de ingresos de la mayoría de los ciudadanos, y por ello ante las cifras de desempleo generadas en gran parte por un modelo equivocado basado en la construcción, pero que en su caída está teniendo una gran incidencia en el resto de los sectores, industriales y de servicios, es necesario abordar todas las medidas necesarias para paliar el crecimiento del desempleo, a la vez que se establece un cambio de modelo productivo que implique la inversión en formación, tecnologías, etc. De la misma forma la actuación política tiene que garantizar, una financiación adecuada para las familias y la pequeña y mediana empresa, que van a ser las principales perjudicadas en ésta crisis.

– Para UGT es además totalmente imprescindible, que no se deteriore el poder adquisitivo de los salarios, para ello se debe mantener el modelo que hasta ahora se establecía en la negociación colectiva, es decir, fijación de los salarios en base a la inflación prevista, que el BCE con el objetivo de la estabilización de precios, que evita tanto la inflación como la deflación, tiene fijado en un incremento del 2%. En estos momentos, desde los sectores empresariales pretenden que esto no sea así para el año 2009, ante una menor inflación real, pero incluso plantean revisiones a la baja sobre lo pactado en los convenios colectivos en el 2008, lo cual sería ilegal. Estas pretensiones empresariales, desde la perspectiva de las relaciones laborales, introducen en un periodo de recesión económica como la actual, graves consecuencias desde el punto de vista político, ya que estas, van a generar desconfianza e incertidumbre, factores altamente negativos para la situación de destrucción de empleo y caída de la demanda en la que nos encontramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: